Casinos: La Ruleta

Los juegos de azar son unas de las formas de entretenimiento más extendidas y antiguas del mundo, de hecho, se estima que dos de cada tres personas practican en algún tipo de apuesta habitualmente.

En la actualidad, no hay mayor referente en cuanto a juegos de azar en el mundo que los casinos, solo que es una industria multimillonaria que genera, aparte de exorbitantes ingresos, una enorme cantidad de turismo en los lugares donde se encuentra permitida. Claros ejemplos de ello son las ciudades de: Las Vegas, Mónaco, Atlantic City y Macao.




Dentro de los casinos existen numerosos juegos de azar, y pueden variar de acuerdo al lugar donde se encuentre, dado que la costumbre, historia y tradición influyen en el evento. Algunos ejemplos de estos juegos son: el poker, blackjack, craps, punto y banca, maquinas tragaperras y nuestro protagonista de hoy: La ruleta.

¿Qué es la ruleta?

la ruleta activa

El juego de la ruleta consta de tres elementos principales con los cuales se puede jugar: La ruleta, el tapete y la bola.

El diseño actual del juego está basado en el proyecto del matemático francés Blaise Pascal, quien ideó una ruleta dividida en 36 secciones de igual longitud cada una, las cuales tenían inscrito un número que iba desde el 1 al 36 y con los colores rojo y negro. Más tarde, se modificó este diseño agregándole una casilla "0" reservada para la banca para así poder introducirlas en los casinos, debido a que con la forma original la ganancia siempre era repartida entre los jugadores.

En este sentido, se creó la ruleta actual que consta de 37 casillas, en las cuales hay la posibilidad de 1/36 de ganar 36 veces lo apostado. En algunos países, como Estados Unidos (EEUU), este juego de azar tiene una casilla extra "00", lo cual le da un beneficio al casino del doble (2/38). Estas últimas son conocidas como “ruleta americana” y las de un solo “0” son conocidas como “ruletas europeas”.

Por otro lado, tenemos el tapete que es donde se hacen las apuestas. Originalmente estaba confeccionado en color verde oscuro pero, en la actualidad, aceptaron que fuese de cualquier tono. En el tapete están representados todos los números que hay en la ruleta, además del rojo y el negro. Allí, el apostador pone la cantidad de fichas que desee en el número que crea que va a salir ganador y si acierta, recibe un premio. La cantidad que se cobra depende de cada casino, pero por norma general va desde el doble hasta 36 veces lo apostado.

Por último tenemos la bola, esta es una esfera de metal que es lanzada a la ruleta por el crupier después de hacerla girar, y que dependiendo del lugar en el cual se detenga indica el número y el color ganador.
El juego de la ruleta, a pesar de ser uno de los más sencillos es de los más populares en los casinos hoy en día, y probablemente siga siéndolo por muchos años más a lo largo del tiempo.
Compartir en facebook twitter Google tumblr pinterest

Entradas similares

0 Comentarios